Principios de la Planeación

Los principios de la planeación son indispensables para poder aplicar cada uno de los elementos que la forman. Un principio es la proposición que se formula para que sirva de guía a una acción.

 

Entre los principios que se aluden a la planeación se encuentra los siguientes:

 

Realizable: Debe ajustarse a la realidad y ser posible.

 

Temporalidad: La planeación debe tener un plazo o tiempo establecido para el cumplimiento de compromisos.

 

Racionalidad: La planeación debe estar fundamentada lógicamente, de modo que los

objetivos sean realizables y cuentes con los recursos necesarios para alcanzarlos.

 

Inherencia: Consiste en que todas las actividades de planeación estén relacionadas.

 

Universalidad: Considera varios factores para la planeación (tiempo, capital humano, y materias primas entre otros.)

 

Precisión: La planeación debe hacerse con la mayor exactitud posible porque está destinada a regir acciones concretas. Las suposiciones y corazonadas no sirven

 

Generalidad: Ajusta el objetivo general y agrupa los objetivos específicos

 

Elasticidad: Representa la flexibilidad para reaccionar ante el cambio y para dar alternativas de acción.

 

Objetividad: Debe estar expresada en términos que se puedan demostrar. Por ejemplo expresar sus necesidades en términos numéricos organizados por importancia.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0